Rajoy se ciñe a la ley y advierte a ETA de que “no habrá nada a cambio de nada”

El presidente español asegura que no cambiará una posición que considera la “más eficaz” para la disolución de la banda

Javier Núñez - Domingo, 19 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:13h.

GASTEIZ- “Aplicaremos la ley”. Es la respuesta del Gobierno español al anuncio de que el 8 de abril ETA habrá culminado su proceso de desarme. Eso, y que la banda no espere nada a cambio de su desarme porque, “no habrá nada a cambio de nada. Porque nada puede haber”. Tras un primer momento en el que el Ejecutivo del PP se puso de perfil, Rajoy aprovechó ayer su presencia en Gasteiz con motivo del Congreso del PP de la CAV para poner encima de la mesa la postura del gobierno que él preside, una postura un poco más dura de lo que se dejó entrever en una primera reacción.

En la tónica habitual de Rajoy, el presidente español no se salió del discurso que ha mantenido a lo largo de los últimos cinco años, los que han transcurrido desde que ETA anunció el fin de su actividad armada y los mismos que lleva como inquilino de Moncloa. “Aplicaremos la ley. Esa es la posición del Gobierno, esa es la posición del PP, esa es la posición de siempre y esa es la posición última”, aseguró Rajoy, que, para ahondar más en su discurso añadió: “Y por si alguno no le llegarán estos argumentos, esta posición es también, como el tiempo se ha encargado de demostrar, la más eficaz para la disolución de ETA”. Esperar a ver cómo transcurren los acontecimientos. Esta es la posición del Gobierno español y es también la que Mariano Rajoy aseguró que trasladará al Ejecutivo francés en la convicción de que el Gobierno de Hollande actuará en total sintonía con sus postulados.

En su intervención, el presidente español se refirió al anuncio de ETA como el “enésimo” , por lo que aseguró que no se iba a extender en esta cuestión porque “lo que queremos es que acabe esto, que terminen ya. Que hagan lo que hagan y que se disuelvan”. Según Rajoy, el Gobierno español tiene como primer objetivo “preservar la dignidad de las víctimas del terrorismo”. En este sentido, aprovechó para rendir homenaje a los militantes del PP en la CAV, de quienes aseguró mostrarse orgulloso por la “actitud, perseverancia, dignidad y fortaleza” que, a su entender, han mostrado a lo largo de los últimos años. “Habéis dado muchas batallas, habéis pasado por momentos muy duros, y por eso, nos acordamos siempre y lo seguiremos haciendo siempre, toda la vida, de aquellos compañeros del partido que ya no están con nosotros”, aseguró.

Tesón y firmezaSi Rajoy no quiso extenderse en sus explicaciones más allá del “aplicaremos la ley”, su mano derecha en el Consejo de Ministros, Soraya Sáenz de Santamaría, fue mucho más explícita en su intervención en el congreso regional del PP de Málaga, donde encuadró el anuncio del desarme total de ETA en la derrota de la banda “ante la democracia y la unidad de un país”.

A juicio de la vicepresidenta española, ha sido el “tesón y la firmeza” demostrada por el Gobierno español lo que ha llevado a ETA a anunciar su desarme, y será también la firmeza y el tesón lo que “nos llevará a hacerlos desaparecer para siempre”. Además, en su intervención no se quiso olvidarse de “los cuerpos y fuerza de seguridad del Estado, los jueces que han aplicado la ley, y las víctimas que han demostrado su fortaleza” como los ejes básicos en lo que no dudó en calificar como “derrota de ETA”.

Como tercer vértice en la respuesta del Gobierno al anuncio del desarme de ETA, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, aprovechó su intervención en el congreso de los populares malagueños para asegurar que antes de estudiar un cambio en la política penitenciaria ETA debe disolverse y colaborar con la justicia. “A ETA solo le queda disolverse, entregar las armas, arrepentirse, pedir perdón a las víctimas, pagar las deudas y someterse a la legislación vigente”.

El responsable español del Interior se refirió a las afirmaciones de Otegi en las que el secretario general de Sortu solicitaba que los gobiernos español y francés no pongan obstáculos al proceso de desarme. Zoido dejó claro que el Gobierno español “no comparte ni la reflexión ni tampoco los puntos de vista del señor Otegi”, y apuntó que la postura del Ejecutivo “es muy firme, queremos que ETA se disuelva, que sea un desarme total y para ello van a seguir trabajando las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”. “El Gobierno de España es muy firme en la política antiterrorista, no la ha variado en ningún momento y, por tanto, lo que tienen que hacer es disolverse de una vez por todas y después que se aplique la legislación vigente, que para eso tenemos un Estado de derecho que nos hemos dado todos los españoles”, indicó el ministro, que reiteró que el verdadero desarme de ETA es el que están consiguiendo hacer las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Respeto a las víctimasZoido, además, aseguró que el Gobierno español “va a seguir teniendo siempre en el norte de la lucha antiterrorista el respeto hacia las víctimas”, pues, a su juicio, “no se puede olvidar jamás que hay víctimas y verdugos;víctimas son los que han padecido la barbarie del terrorismo y los verdugos han sido los miembros de ETA”.

Así, el ministro aseguró que las víctimas pueden estar tranquilas porque el Gobierno español va a defender un relato donde se cuente la verdad de lo vivido en las últimas cinco décadas. “La memoria y la dignidad con la que hemos de tratar a las víctimas del terrorismo tiene que ser para que se haga justicia de verdad con todo lo que han sufrido y lo que siguen sufriendo esas víctimas del terrorismo, de ese terrorismo de sinrazón que ha sido la banda terrorista ETA en las últimas décadas en España”, enfatizó.