El alcalde de Okondo, “decepcionado” por el auto sobre su salario

Tato trabaja a jornada completa cobrando la mitad desde que la oposición sumó sus votos para impedirle subirse el sueldo

Jueves, 20 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:12h.

Okondo- La oposición en el Ayuntamiento de Okondo -es decir, PNV y EH Bildu- dio a conocer ayer que la Justicia no había aceptado la denuncia que, en relación a su sueldo, presentó en febrero el alcalde, Sergio Tato, argumentando que estaba fuera de plazo. No obstante, el regidor okondotarra presentará en 15 días recurso ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) “para que entre en el fondo del asunto”, ya que, a su juicio, el actual juez “se ha lavado las manos para no hincar el diente a una situación que creo que es la primera vez que se da en Euskadi, amparándose en un defecto de forma. Acato el veredicto, pero me ha causado una honda decepción”, confesó a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA.

La intención del regidor del municipio más pequeño del Valle de Ayala (con 1.156 habitantes) no era otra que se aplicara en su caso el artículo 32 de la Ley de Instituciones Locales de Euskadi, aprobada por el Parlamento Vasco en abril de 2016, que reconoce a los alcaldes de municipios de más de mil habitantes el derecho a una dedicación exclusiva y a la consiguiente jornada laboral completa.

Y es que hasta la pasada legislatura en Okondo, Sergio Tato, alcalde entonces por EH Bildu, realizó sus funciones en régimen de jornada completa y exclusividad. Sin embargo, en la presente legislatura, al mismo alcalde pero bajo las siglas de la plataforma vecinal Okondo Aurrera, se le estableció una media jornada pactada entre los grupos municipales del PNV y EH Bildu, así como una remuneración de 22.000 euros brutos anuales. La mitad de lo que venía cobrando hasta la actualidad. Por ello, durante la celebración del Pleno municipal del 30 de mayo de 2016 y al amparo de la citada legislación, se solicitó el reconocimiento del derecho a la exclusividad y la jornada laboral completa del alcalde.

La demanda salió adelante con los votos a favor de Okondo Aurrera y la abstención del PNV y EH Bildu. No obstante, a la hora de fijar la retribución económica por doblar la jornada, Okondo Aurrera se quedó solo en su solicitud de elevarla hasta los 44.000 euros, ya que tanto jeltzales como abertzales se posicionaron en contra, lo que en la práctica supuso que el alcalde de Okondo pasara a trabajar a jornada completa y en régimen de exclusividad, pero cobrando lo mismo que cuando estaba a medida jornada. - A.O. / Foto: A.O.