El secuestrador de sus dos hijos puede estar ya en Francia

La Policía Nacional busca en el país vecino a B.Z., de 43 años y origen norteafricano, según Javier de Andrés

Jueves, 20 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:12h.

Vitoria-Inicialmente se barajó la posibilidad de que el hombre que presuntamente ha secuestrado a sus dos hijos menores de edad en Vitoria se dirigiera hacia Marruecos con la intención de alcanzar posteriormente Argelia, su país de origen, pero el delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, informó ayer de que la Policía Nacional cree que aún no ha salido del espacio europeo Schengen y que se oculta actualmente en Francia. Aunque la Policía Local de Vitoria tramitó inicialmente la denuncia presentada el pasado domingo por la madre de los niños, la Policía Nacional coordina ahora la búsqueda después de que la información recopilada hasta el momento apunte a que han abandonado la CAV.

De acuerdo con la información que maneja la Policía, todas las pruebas apuntan a que B.Z., de 43 años, 1,80 metros de altura, moreno, complexión normal y origen norteafricano, no ha atravesado ninguna de las fronteras exteriores de la Unión Europea. Al contrario de lo que se sospechó en un principio, en lugar de dirigirse al sur se habría encaminado al norte. La Policía Nacional ha cursado ya una orden de detención y entrega del sospechoso, así como de custodia de los dos menores. Los organismos de cooperación internacional disponen ya de todos los datos existentes sobre el adulto y los niños.

Catalogado como delincuente “casual” por la Policía Local de Vitoria, el presunto secuestrador ha protagonizado varios episodios de violencia física contra su cónyuge, por lo cual la mujer contaba con una orden de protección. Los niños, de nacionalidad argelina y con permiso de residencia en vigor, residían junto con su madre en un piso del Paseo de la Ilíada.

Tal y como detalló ayer De Andrés, las pesquisas se centran ahora en el país vecino, por lo que se ha presentado una solicitud de colaboración a la policía francesa. El delegado entiende que si el individuo hubiera salido de Europa habrían “saltado las alarmas”. Recordó que la circulación dentro de la UE es libre y que la Policía puede garantizar que no salga del espacio Schengen. De Andrés también valoró la posibilidad de que el sospechoso contara con la ayuda de terceros, por lo que se ha abierto una línea de investigación en este sentido. - A. Burdain/Efe