Rajoy da su apoyo absoluto a la presidenta madrileña

El presidente español expresa su “plena confianza” en el ministro de Justicia y la cúpula fiscal y descarta su cese

Jueves, 18 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:17h.

madrid- El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, cerró ayer filas con Cristina Cifuentes y aseguró que confía “absolutamente” en la presidenta de la Comunidad de Madrid. En declaraciones en los pasillos del Congreso, tras responder a tres preguntas de control del PSOE, Ciudadanos y ERC, se preguntó a Rajoy si confía en ella y respondió lacónico: “Absolutamente y ya lo he explicado ahí”.

De hecho, el presidente del PP conversó por teléfono con Cifuentes el mismo martes, después de conocerse que un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil pedía investigarla por presunta financiación ilegal del PP en la llamada trama Púnica, según indicaron fuentes gubernamentales a Europa Press. Hace dos días, la dirección estatal del PP expresó asimismo su confianza en la presidenta. Fuentes del Ejecutivo popular admitieron su sorpresa por las acusaciones y calificaciones que recoge el informe de la Guardia Civil porque, según subrayaron, para eso está el juez y no los investigadores.

Este no fue el único respaldo explícito expresado ayer por Mariano Rajoy, ya que ratificó su “plena confianza” en el ministro de Justicia, Rafael Catalá, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y el fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, reprobados el martes por el Congreso. Durante el Pleno de la Cámara baja, el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, recalcó que “todos” los grupos, a excepción del PP, reprobaron al ministro y a la cúpula fiscal, por lo que preguntó a Rajoy si mantenerlos en sus puestos es “positivo” para la credibilidad de la Justicia. El interpelado respondió: “Si sabe que no iba a cesar al ministro y los fiscales, desconozco las razones por las que me pide que proceda a su cese. Le recomiendo que en el futuro no le haga perder el tiempo a esta Cámara”. - E. P.