El Ayuntamiento superó en 22,8 millones la regla de gasto en 2016

Intervención General remarca una de las lagunas del pasado ejercicio. Incide en adoptar medidas encaminadas a recuperar el remanente de tesorería y ahorro neto

Jose Luis del Campo Josu Chavarri - Viernes, 19 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:16h.

las cifras

VITORIA- Los números finales del balance económico del Ayuntamiento no se ajustaron, al cierre del balance de 2016, al cumplimiento de la regla de gasto y se excedieron en una cantidad de 22,89 millones de euros, según pone de manifiesto el Informe de evaluación del objetivo de estabilidad presupuestaria en la institución y que ha firmado el Interventor General, Alfredo Barrio. El documento, al que ha tenido acceso DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, expone entre su listado de conclusiones finales este relevante hecho sobre las finanzas municipales.

Ante este nuevo incumplimiento, se pronuncia también el Interventor respecto a la necesidad de “tomar medidas tendentes a recuperar el remanente de tesorería y el ahorro neto, para garantizar a futuro la sostenibilidad financiera municipal”, aconseja el experto. No se trata de una situación nueva para la primera entidad de la ciudad ni que solo se haya producido de manera excepcional en el año 2016. Este dato de incumplimiento de la regla de gasto se ha repetido en los dos últimos balances de las cuentas municipales aunque con diferentes magnitudes en cada caso. En el año 2015, remarca el informe fechado el pasado miércoles 17 de mayo, “se incumplió la regla de gasto en un importe muy superior al de este ejercicio al ascender a un total de 47 millones de euros”, asegura el informe.

Remarca también cómo la cantidad final de 22,8 millones resultante del año 2016 no se obtiene de la “comparación con la liquidación del año 2015, en la que se incumplió la regla de gasto en 47 millones, sino con respecto al límite de gasto con el que se hubiera cumplido en el 2015 la regla de gasto. Este cálculo arroja un aumento del límite de la regla de gasto de 22,897 millones de euros”, concreta en uno de sus capítulos el texto.

Recuerda esta figura encargada de analizar las finanzas municipales cómo la Norma Foral de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera de las Entidades Locales de Álava contempla, en su artículo 7.1, la “formulación de un plan económico-financiero que permita en el año en curso y en el siguiente el cumplimiento de la regla de gasto, con el contenido y alcance previsto en este artículo”. Más adelante, el mismo articulado establece también que las entidades que no cumplan con la regla de gasto “podrán sustituir el mencionado plan por una comunicación al Pleno, firmada por Intervención en que se analice, avalúe y acredite” la sostenibilidad financiera de la entidad y se haya “liquidado el presupuesto del ejercicio al que se refiere el incumplimiento con remanente de tesorería y ahorro neto positivo”, apostilla el artículo 7.4 de la citada norma.

El Ayuntamiento ya contempla cumplir con este trámite en la celebración de la próxima comisión de Hacienda, el miércoles 24. Allí conocerán los representantes de todos los partidos políticos este informe de estabilidad presupuestaria y la liquidación correspondiente al ejercicio 2016, al que ha tenido acceso este diario. Tiene previsto presentar también el documento de comunicación al Pleno por incumplimiento de la regla de gasto en el que se certifica y avala haber “cumplido el objetivo de déficit y deuda pública”. Se concretará también la liquidación del Presupuesto 2016, con “datos aportados por el Departamento de Hacienda en el que cuantifica el ahorro neto en 15,88 millones de euros y el remanente de tesorería para gastos generales en 1,38 millones”.

Por tanto, de la liquidación aprobada y del informe de cumplimiento de la estabilidad se cumplen los requisitos enunciados en el artículo 7.4 de la Norma Foral. Sin embargo, a criterio de la Intervención, tal y como ha puesto de manifiesto en el informe a la liquidación de Presupuesto 2016, “las magnitudes del ahorro neto y del remanente de tesorería deberían corregirse, fundamentalmente por la cuantificación de los saldos de dudoso cobro. De forma que, a criterio de Intervención, esas magnitudes serían: el ahorro neto ascendería a 4,90 millones de euros, mientras que el remanente de tesorería sería de -6,17 millones”, apunta. Es también concluyente ese último párrafo del informe en el que vuelve a incidir en que, a su juicio, “deberían seguir adoptándose medidas tendentes a recuperar el remanente de tesorería y el ahorro neto, para garantizar a futuro la sostenibilidad financiera municipal”, concluye la recomendación del Interventor General en su estudio de 2016.gastos computablesEn el detallado y extenso informe que acostumbra a realizar la Intervención General para escudriñar la salud económica del Ayuntamiento, desgrana la relación de gastos computables a lo largo del año 2016 y que han llevado a esa situación de incumplimiento de la regla de gasto. En ese capítulo, se sitúan por encima de todos, la suma de los denominados no financieros, que ascienden a un total de 362,8 millones de euros. Esta cantidad es la suma de diferentes capítulos que van desde los gastos de personal, financieros, compra de bienes y servicios, transferencias corrientes e inversiones. De todos ellos es el capítulo de personal el que supone la mayor cantidad, 161,2 millones de euros, seguido de los 128,17 de la compra de bienes y servicios. Una parte importante corresponde también a las transferencias corrientes, que suponen 40,8 millones.

Por último, el informe avala también de 2016 la capacidad de financiación del 3,87% respecto a los ingresos no financieros, por lo que “representa de equilibrio de estabilidad presupuestaria”, ensalza el Interventor General. Reconoce en esa misma línea que, el “cumplimiento” del objetivo de la estabilidad “no puede tomarse como el único indicador de la situación económico-financiera del Ayuntamiento”, la cual viene marcada por magnitudes del “resultado presupuestario, remanente de tesorería y del ahorro neto”, concluye el escrito.