Urtaran acusa al entorno abertzale de estar detrás de Errekaleor

Señala que el colectivo juvenil Ernai dirige el movimiento okupa del barrio

Jose Luis del Campo Alex Larretxi - Sábado, 15 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:12h.

VITORIA- La polémica que envuelve la situación sobre el barrio ocupado de Errekaleor y sus futuros planes de derribo dio ayer un nuevo giro de tuerca cuando el alcalde, Gorka Urtaran, apuntó directamente a la organización juvenil del entorno de la izquierda abertzale, Ernai, de “estar detrás, dirigiendo” los movimientos y actuaciones del colectivo okupa.

Por vez primera desde que se intensificara la polémica sobre este movimiento, tras el corte del alumbrado en el barrio el pasado 18 de mayo, el primer edil estableció una conexión política entre el colectivo de los 150 okupas y sus líneas de actuación. Ahondó en sus críticas al señalar cómo este “modelo” de llevar a cabo las protestas y acciones de los jóvenes de Errekaleor “busca la confrontación de la izquierda abertzale con el PNV”, sentenció con rotundidad Urtaran en su habitual comparecencia ante los medios.

Ante esta tesitura, se ratificó el regidor jeltzale en la “decisión tomada” por el Ayuntamiento de acometer el proyecto de derribo de los edificios que integran el barrio. Desde que entraran los primeros inquilinos ilegales a las viviendas, en el año 2013, recordó Urtaran las gestiones y movimientos hechos con intención de ofrecer “otras alternativas de ubicación para desarrollar el proyecto de autogestión”, como su traslado a la cercana Aretxabaleta con la cesión de viviendas, siempre y cuando se respeten “unas mínimas normas y reglas de juego que ahora no se están cumpliendo”. Orientó sus ataques hacia una actuación que sigue el colectivo en una manera de actuar en el que el problema en que el debate “se está centrando en la ubicación y no tanto en el modelo”, Sin embargo, el conflicto está encallado y sin avances mientras ahora toca determinar la mejor de las diez ofertas presentadas para redactar el proyecto de derribo del barrio.

SITUACIÓN INSEGURAVolvió a incidir el alcalde en la cuestión del corte del alumbrado público del barrio, del pasado 18 de mayo, como respuesta a una “situación insegura” planteada por el departamento de Industria que llevó a actuar de esa manera.

Tampoco quiso entrar a valorar el estudio técnico presentado el miércoles por el colectivo Errekaleor BAI en el que un grupo de 18 arquitectos avala la habitabilidad de las viviendas ocupadas. “No se trata de entrar en una guerra de informes”, despachó el alcalde. “Vamos a seguir con el plan marcado de derribo y realojo de Errekaleor”, ahondó en su crítica hacia el colectivo. A pesar de no querer aludir al informe conocido el miércoles, se situó Urtaran incluso en la hipótesis de que las viviendas estén bien: “¿Quiénes son ellos para entregar un informe técnico si las están ocupando ilegalmente y viven allí sin pagar nada?”, recriminó con esta cuestión lanzada al aire. Respondió a su pregunta de que, en el hipotético caso de estar en esa situación, “quizá este Ayuntamiento debería hacer un concurso abierto a todos los jóvenes para que puedan acceder a las casas”, remarcó con severidad. Y subrayó su firme intención de no permitir “barra libre” en las formas y maneras de actuar de un colectivo que debe “respetar unas reglas de juego”, indicó en la parte final de sus críticas. “¿Por qué tiene que ser el colectivo de Ernai el que se haga cargo de estas viviendas y las gestione sin pagar un duro?”, concluyó Urtaran.

derribo del barrioRecordó el alcalde el doble frente en el que se halla inmerso el barrio. De un lado se abre el plazo para que Ensanche 21 determine la mejor de las diez ofertas presentadas ayer para derribar los 192 viviendas, repartidas en 16 bloques de tres alturas, y cuyo presupuesto no debe rebasar los 500.000 euros. Por otro lado, se está también a la espera de conocer la “tramitación judicial para expulsar a quienes ocupan las viviendas sin pagar un euro”, recordó el alcalde de Gasteiz.

El barrio de Errekaleor va a cumplir dos meses desde que operarios de Iberdrola cortaran el alumbrado público. Durante este tiempo han recurrido a generadores para proporcionar luz a sus viviendas. Han abierto también un proceso de captación de donaciones populares, por valor de 100.000 euros, con las que adquirir placas solares y generar energía. Mientras tanto, el Ayuntamiento ha contratado también farolas fotovoltaicas para instalar en las calles del barrio y cumplir el informe de la Secretaría General del Pleno que le instaba a devolver la iluminación como un servicio público que debe contar cualquier calle del término municipal.

El barrio de Errekaleor cuenta con una superficie total de 28.321 metros cuadrados. La arquitectura es de “extremada sencillez: fachadas planas enfoscadas y tejados a dos aguas”, según señala el pliego de condiciones en la descripción del barrio y que deben conocer las empresas que optan a redactar el proyecto de derribo del barrio que ya está en marcha.

la polémica

Año 2013. Tras la salida de los últimos habitantes de las viviendas de Errekaleor se produjo la ocupación de las primeras viviendas por parte de los jóvenes.

Sin alumbrado público. El pasado 18 de mayo, empleados de Iberdrola, a requerimiento del departamento de Industria del Gobierno Vasco, procedieron a cortar el alumbrado público en las calles del barrio.

HA DICHO

El alcalde señaló con claridad a la organización juvenil del entorno de la izquierda abertzale como instigadora y directora de las acciones y protestas que controlan el movimiento okupa.


LAs CIFRAs

10

Ofertas para redactar el derribo. Ayer concluyó el plazo para recibir propuestas de empresas que redacten el proyecto de derribo. Ahora corresponde a Ensanche 21 llevar a cabo la licitación y adjudicar el concurso, con un precio que no rebase los 500.000 euros de precio.



192

Pisos en Errekaleor. El barrio ocupado cuenta con una superficie de 28.300 metros cuadrados. Lo componen un total de 16 bloques de tres alturas, con 12 viviendas cada uno hasta alcanzar el global de las 192 viviendas.