Las empresas vascas se vuelcan en la inversión

La recuperación de la economía y el clima de confianza dinamizan el gasto. La consultora Tactio explica las claves del relanzamiento de los movimientos corporativos en Euskadi

Asier Diez Mon - Domingo, 16 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:12h.

gasteiz- A pesar de las malas noticias que ha recibido en las últimas semanas la industria vasca y de que hay media docena de empresas en serias dificultades, los datos globales son positivos en Euskadi. Los préstamos concedidos a las compañías encadenan varios trimestres de crecimiento, los índices de expectativas de los empresarios son cada día más optimistas, las ayudas públicas a la inversión aumentan y el empleo crece de forma constante.

Más allá del plano estadístico, la consultora estratégica Tactio, por su actividad, tiene un termómetro muy pegado a la economía. Se reúne constantemente con empresas y el año pasado diseñó planes de gestión para 89 compañías vascas. Euskadi representa un 20% de la facturación de Tactio en el Estado y su negocio creció un 50% en 2016. Sus cifras constatan el cambio de ciclo. También lo que ven sus consultores cuando los directivos les abren las puertas de las fábricas.

Kutxabank ha concedido préstamos destinados a inversión productiva por valor de 40 millones de euros en el primer trimestre del año. Es una cifra muy similar a la del mismo periodo de 2016, pero el conjunto de los créditos empresariales, incluidos los que se destinan a otras cuestiones como la exportación, ha crecido un 28%.

Hay dinamismo en las empresas, que están volcadas en los diferentes tipos de inversión y eso se traduce en una mejora de los índices de confianza. El panel que elabora Laboral Kutxa ha registrado un salto tanto en las expectativas de facturación como de creación de empleo y de Inversión.

En el tejado de la administración, tanto el Renove de Máquina Herramienta del Gobierno vasco como las ayudas del programa 3i de la Diputación de Bizkaia aumentan su presupuesto cada año. Recientemente se han anunciado varios proyectos de inversión. Sener destinará 110 millones a I+D los próximos años, Maier ha obtenido un crédito de 25 millones para aumentar su capacidad productiva y Albian Group acaba de inaugurar una fábrica en Abanto-Zierbena tras una inversión de 700.000 euros.

Algo se mueve y el director de comunicación de Tactio, Óscar Rodríguez, y su delegada en Bizkaia, Estíbaliz Batiz, trasladan a DNA algunas de las sensaciones que perciben a pie de empresa. El actual escenario de recuperación está lleno de oportunidades de crecimiento, la clave está en saber aprovecharlas.

La crisis “se llevó por delante a las malas empresas de todos los sectores”, incluido el de la consultoría estratégica, que es donde opera Tactio, asegura Rodríguez. “Lo que ha quedado después de la crisis, mide el mercado de una forma inmisericorde, y no puedes permanecer vivo diez años en ningún sector si no eres bueno en lo que haces”, añade.

Las empresas se han dado cuenta de esa realidad y desde hace algo más de año y medio se percibe una mayor inquietud por parte de los directivos. “Son más receptivos a escuchar a los consultores. Incluso los que están satisfechos con su negocio piensan que igual se están perdiendo algo tal y como se mueven las cosas hoy y la transformación digital”, afirma.

Es el momento de “parar, coger perspectiva, mirar y pensar” cómo está evolucionando la empresa, afirma Estíbaliz Batiz: “Hay que ver con qué estás funcionando, las piezas que tienes, si algo te falta o te sobra”.

A partir de ahí, la clave está en actuar con decisión. “A veces las empresas tienen miedo de que el análisis del consultor les obligue a parar la producción. Por ello, actuamos de forma rápida y establecemos estrategias que duren en el tiempo. Las decisiones de calado tienen que tomarse para el largo plazo”, explica Batiz.

Los movimientos pueden ir en varias direcciones. Crecimiento orgánico, expansión exterior, diversificación de producto... Lo importante es que el camino a seguir esté muy estudiado. No se trata de “crecer por crecer” o “salir fuera a la desesperada”, subraya Óscar Rodríguez.

El dinamismo de la economía está ayudando también a crecer a Tactio, que se acaba de lanzar al mercado francés tras superar en 2016 los 10 millones de facturación. Fundada en 2006, Tactio se vio atrapada pronto por las estrecheces de la crisis pero en los últimos cuatro años la situación “ha cambiado radicalmente” y en estos momentos se está empezando a diseñar un segundo enfoque con empresas con las que ya se trabajó durante la crisis.

optimismo

56,9

El índice de expectativas empresariales que elabora Laboral Kutxa refleja un notable incremento en los diferentes aspectos que mide. En el caso de la inversión, la puntuación ha pasado de 51 -aprobado raspado- de cara al primer trimestre del año a rozar el bien con casi una nota del 56,9 en la perspectiva del tercer trimestre.

Índice de Confianza

itri iitri iiitri

Inversión 51 54 56,9

Facturación 58 63,6 64,9

Empleo 52,2 54,9 59,6