CAMINO HACIA EL 1-O

Puigdemont niega que el TC pueda apartarlo y se ofrece a negociar con Rajoy

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dicho que "evidentemente no" piensa apartarse de su cargo porque así lo decida el Tribunal Constitucional (TC), y ha ofrecido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reunirse "hoy o mañana" para negociar la fecha y los términos de un referéndum.

EFE - Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 10:48h.

BARCELONA. En declaraciones a Rac1, Puigdemont ha recalcado que sus planes pasan por "continuar adelante" con el referéndum convocado para "dentro de 19 días" en Cataluña, sin que afecte la suspensión de la convocatoria decretada por el TC.

Tampoco atendería, ha dicho, una suspensión de su cargo dictada por el TC en base a la reforma de la ley que regula el alto tribunal, aprobada en el Congreso "en lectura única y por la vía de urgencia" a instancias del PP.

Puigdemont ha subrayado que la figura del presidente de la Generalitat "está regulada en el Estatut", por lo que sólo en caso de muerte, incapacidad física o psíquica, dimisión o una moción de censura en el Parlament se vería apartado del cargo.

Ha negado que la ley del TC reformada por el PP sea "superior a lo que dice el Estatut", por lo que piensa hacer caso omiso a una eventual suspensión de sus funciones: "Al día siguiente iré a trabajar", ha afirmado Puigdemont, que ha insistido en que sólo puede destituirlo el Parlament si pierde una moción de censura o una cuestión de confianza.

Puigdemont ha explicado que "desde enero" no habla con Rajoy sobre el proceso soberanista: "Yo le he ofrecido muchas veces hablar sobre el tema, él me dice que no quiere y no puede".

Pese a todo, ha dicho estar dispuesto a reunirse "hasta el último minuto" antes del 1 de octubre para intentar llegar a una solución pactada: "Si Rajoy quiere hablar de esta situación y quiere que resolvamos cómo los catalanes podemos decidir nuestro futuro, mañana mismo u hoy mismo" podría haber una reunión.

Se ha mostrado abierto a "negociar las condiciones del referéndum", para decidir si "debe ser en 2017 o en otra fecha", la pregunta o las mayorías para considerar válido un resultado, pero "el problema" es que Rajoy "dice que no quiere hablar".

En cuanto al papel de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en la organización del 1-O, se ha mostrado "absolutamente convencido" de que los barceloneses "podrán votar" y ha asegurado que Generalitat y Ayuntamiento no están "demasiado lejos" de "encontrar la manera de hacerlo".

Asimismo, ha lamentado que, a juzgar por algunas declaraciones de responsables políticos del Estado, "parece como si les supiera mal que ayer no hubiera violencia" en la manifestación independentista en el centro de Barcelona, en la que no hubo "ningún incidente por sexto año consecutivo".