Hay multas de 120 euros

Los perros deberán ir atados desde el martes, salvo en determinados jardines

No podrán andar sueltos en los parques de La Florida, Prado, Catedral Nueva y la universidad
Las razas peligrosas, siempre con correa

Jose Luis del Campo Josu Chavarri - Sábado, 7 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:12h.

VITORIA - El Ayuntamiento afronta la regulación que atañe a los lugares de la ciudad en los que los perros pueden permanecer sueltos y sin estar atados lejos de sus dueños, con un decreto que se aprueba el lunes, entrará en vigor el martes y va a especificar todos los detalles.

El alcalde, Gorka Urtaran, avanzó en su habitual comparecencia de los viernes esta decisión que llega después de meses de trabajo y reuniones con los colectivos implicados. Como norma general los canes deberán permanecer “atados por las calles y vías de la ciudad, salvo en los puntos específicos y concretos en los que se va a permitir que estén sueltos”, relató el edil.

El decreto que va a entrar en vigor en 72 horas va a detallar los únicos lugares en los que se va a permitir corretear con libertad a los perros sin las ataduras de la correa. “Podrán estar sueltos en todas las zonas verdes de Gasteiz, con la excepción de parques como Prado, La Florida, incluida la zona del jardín secreto del agua, los jardines de la Catedral Nueva y las zonas verdes del campus de la Universidad, salvo los jardines de María de Maeztu”, especificó el primer edil. Con esta limitación, pretende el Ayuntamiento “recuperar estas amplias zonas ajardinadas en las que los ciudadanos pueden disfrutar en compañía de los amigos para sentarse a charlar o escuchar un concierto”, expuso el alcalde. La obligatoriedad de llevarlos atados se extiende también a aquellas zonas incluidas en la Red Natura 2000: Salburua, Zadorra, robledales isla de la Llanada Alavesa y Montes Altos de Vitoria.

La normativa referida a la manera en la que pasear a los animales de compañía se extiende también al Anillo Verde. En el pulmón que rodea a la capital alavesa también habrá que llevar atados a los perros, por la interferencia con las especies salvajes de estos animales de compañía. La libre circulación para los perros se restringe a cuatro lugares concretos como son “dos zonas junto al río Zadorra, Armentia, Olarizu, Salburua y el bosque de Zabalgana”, acotó Urtaran.

Dentro de las razas y categorías de canes, señaló Urtaran a los considerados como peligrosos que deberán estar “siempre atados” en todas las ocasiones, espacios y circunstancias con independencia de este decreto de inminente aprobación. El decreto también recuerda que los perros no podrán estar sueltos durante la celebración de diferentes festividades y eventos en las zonas verdes por su propio bienestar. De la misma forma, quedará terminantemente prohibido el acceso de los animales a las fuentes de agua potable situadas en la vía pública y la presencia de animales en las zonas de juego infantil, tales como columpios, toboganes y demás atracciones repartidas por la ciudad para disfrute de los más pequeños. Por su parte, en los entornos no urbanos de la zona rural del municipio, los perros, excepto los calificados como perros potencialmente peligrosos, podrán estar sueltos, preferentemente en pistas y caminos rurales, respetando las zonas cultivadas, siempre y cuando vayan controlados, no exista señalización en contrario y así lo permita la regulación sectorial aplicable en lugares de caza, zonas de protección o reserva de fauna.

aplicación y sanciones En el anuncio de este paso municipal para controlar las zonas de esparcimiento de los canes, expresó Urtaran su deseo de “convertir en realidad” el decreto y que sea una “cuestión de tiempo su cumplimiento”. Pese a la celeridad de apenas tres días para su entrada en vigor, no se va a ser tan severo en cuanto a la obligatoriedad de su cumplimiento. “Habrá campañas de sensibilización e información durante las primeras semanas de octubre y será a en noviembre cuando quien lo incumpla corre el riesgo de ser sancionado”, anticipó. Superado este plazo para amoldarse a la nueva legislación los dueños que no cumplan el decreto se exponen a multas “a partir de 120 euros”, enfatizó el alcalde. Incidió el regidor en la necesidad de “concienciar” a la creciente cantidad de los dueños de este tipo de mascotas para que paseen junto a sus animales éstos vayan atados. “No se trata de multar”, calmó como aviso en alusión a la elevada cantidad de las sanciones que pueden comenzar a imponerse desde el comienzo de noviembre.

El anuncio de esta nueva medida encontró una rápida respuesta desde las entidades animalistas locales. Mostraron su “agrado por la notable mutación” que permitirá pasar de la “prohibición general” en las zonas verdes que se buscó implantar con el anterior regidor, al “permiso general” en esos mismos espacios que va a suponer el inminente decreto. Esta modificación llega fruto de la “denodada lucha” que se ha llevado a cabo en los últimos años, se congratularon desde el colectivo para un Trato Ético con los Animales (ATEA). Lamentaron el modo en el que Urtaran anunció la medida con un “discurso muy rácano en lo ético”. Indicaron cómo a lo largo del proceso que culminará el martes con la aplicación del decreto “hemos ofrecido un buen número de propuestas que mejoran de forma sustancial la normativa, haciéndola más coherente, y que además no empeoran la convivencia entre personas y animales, sino todo lo contrario”, concluyó el comunicado en el que valoraron el decreto.

el decreto

Zonas habilitadas. En todos los espacios verdes los perros van a poder estar sueltos, excepto en El Prado, la Florida, jardines de la Catedral Nueva y las zonas verdes del campus universitario.

Anillo Verde. Espacios de libre paseo en dos zonas del Zadorra, Armentia, Olarizu, Salburua y Bosque de Zabalgana.

Perros peligrosos. Obligatoriedad de llevarlos atados.

Señalización. Se indicará mediante carteles específicos.

las frases

El alcalde remarca la necesidad de concienciar a los dueños para que sus perros solo vayan sueltos en los lugares permitidos.

El colectivo para un trato ético con los animales alaba la “notable mutación” con respecto a la “prohibición general” que propugnaba el anterior alcalde.

la cifra

120

Euros de multa. Desde la entrada en vigor, el martes, y hasta noviembre no se aplicarán las sanciones previstas en el decreto.