Sindicatos de la policía de Vitoria piden formación y medios contra el yihadismo

Quieren que este cuerpo se integre en la lucha antiterrorista. Reclaman nueva munición y chalecos antibalas

Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

vitoria- Los sindicatos ErNE, Sipla, CCOO y ELA de la Policía Local de Vitoria quieren que este cuerpo se integre en la lucha antiterrorista y reclaman para ello formación y equipamientos como nueva munición, chalecos antibalas, armas largas y pistolas eléctricas taser. Estos cuatro sindicatos han hecho llegar un documento al concejal de Seguridad Ciudadana de Vitoria, Carlos Zapatero, con un listado de reivindicaciones, algunas relativas a sus condiciones laborales y a la petición de nuevas OPE para aumentar la plantilla de la guardia urbana, y otras centradas en la amenaza yihadista.

En el documento se pide que los planes de seguridad se adapten a la participación de la Policía Local y que se desarrolle “un plan operativo que adapte las fórmulas a los condicionantes actuales”, lo que implicaría, según señalan, cambios en las tácticas operativas, en las medidas de seguridad activas y pasivas y una adaptación del armamento y la munición. Las centrales abogan de hecho por un “cambio de la munición actual por mal estado” y reclaman “armas largas para respuesta proporcional y defensa de la población civil en atentados terroristas yihadistas”. En esta misma línea, solicitan contar con “armas no letales” como pistolas eléctricas “taser”, que “preservan la vida del agresor pero lo neutralizan”, y reclaman que todos los agentes cuenten con sus propios chalecos antibala y anticorte. Los sindicatos defienden, asimismo, que los policías actúen en todo momento y circunstancia, como mínimo en pareja, y que reciban formación en materia de antiterrorismo, fundamentalismo islámico y yihad, para dotarlos de capacidad de “detección de conductas relacionadas con este tipo delictivo”.

tráfico de hachísPrecisamente, agentes de Policía Local detuvieron el lunes por la noche a un hombre de 34 años como presunto autor de un delito de tráfico de hachís. Los hechos se produjeron en torno a las 21.00 horas en el transcurso de un operativo de vigilancia de un local hostelero de Zaramaga donde se sospechaba que se pudiera estar traficando con droga. Fruto de las pesquisas policiales, se incautaron a dos clientes sendos trozos de una sustancia de color marrón, posiblemente hachís. Una vez en el establecimiento, los agentes que participaron en el operativo intervinieron con el presunto vendedor, al frente de la barra, que portaba tres trozos de la misma sustancia. Ante tales hechos, se procedió a su detención. El hombre ya fue detenido en 2016 y a principios de este año por el mismo motivo. Ayer pasó a disposición judicial. También la Policía Local instruye atestado en el que se investiga a una conductora de 51 años por un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Los hechos se produjeron alrededor de las 17.30 horas en la plaza Amadeo García Salazar cuando dicha conductora se vio implicada en un accidente con otro turismo. El equipo de Atestados que atendió el accidente le sometió a la pertinente prueba de alcoholemia y en ella arrojó un resultado de 0.54-0.52 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. - Efe