Gardelegi espera tres nuevas máquinas desde hace dos años

FCC retrasa la entrega de un material estipulado en el pliego de condiciones del contrato

Jose Luis del Campo Alex Larretxi - Sábado, 11 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h.

VITORIA- Los trabajadores del vertedero de Gardelegi siguen a la espera de que la contrata de FCC ponga a su disposición las tres nuevas máquinas para desempeñar sus labores en el recinto, tal y como figura en el contrato para residuos sólidos. El nuevo documento entre FCC y el Ayuntamiento para gestionar esos residuos de Gardelegi comenzó el 1 de julio del año 2015 y, dentro de los seis años de duración, FCC adquirió el compromiso de que, en los primeros doce meses, entre un largo listado de inversiones, debía llegar a Gardelegi nueva maquinaria consistente en un buldozzer, una compactadora y una retroexcavadora. El montante de esas tres grandes máquinas necesarias para llevar a cabo el trabajo ascendía a 521.262 euros. “A día de hoy los trabajadores de Gardelegi no cuentan con esos elementos para desarrollar su trabajo en condiciones y, además, el Ayuntamiento ha abonado a FCC esa cantidad que figura en el contrato como precio de las máquinas”, denuncia el concejal de EH Bildu, Aitor Miguel.

La incorporación de esos elementos mecánicos es “necesaria” para llevar a cabo un trabajo correcto y de calidad, teniendo en cuenta que muchas de las actuales máquinas “acumulan 17.000 horas de trabajo”, enfatiza Miguel. Además de no entregar las tres máquinas en el plazo establecido, la UTE especificó en su oferta que para “suministrar la maquinaria en 2015 repercutía en la factura al Ayuntamiento un interés del 6%”, desvelan desde EH Bildu. Esta condición ha supuesto además que, en el tiempo de vigencia del nuevo contrato, “FCC ha cobrado también los 62.000 euros en concepto de intereses por este motivo”, remarca.

factura millonariaEste contrato con FCC está suponiendo a las arcas municipales una elevada cantidad de más de un millón de euros anuales, desglosado en mensualidades de 84.042,29 euros que, según se ha encargado de comprobar y certificar EH Bildu, se ha “abonado el importe íntegro mes a mes. El Ayuntamiento ya ha pagado la maquinaria que FCC no ha comprado”, enfatiza Miguel.

La postura de la formación abertzale es clara al solicitar a la contrata la “devolución de esos 521.262 euros” a una firma que sigue demostrando “ser una multinacional parásita que engorda sus beneficios a costa del dinero de los gasteiztarra. El Ayuntamiento debe dejar de otorgar privilegios a esta empresa”, concreta el edil de EH Bildu.

sanción y auditoríaEn sus reclamaciones para aclarar y encauzar esta situación “exigimos al gobierno la puesta en marcha de una auditoría a FCC para sacar a la luz otros posibles fraudes”, apostilla. En esa misma línea demanda también del gabinete Urtaran la “imposición de una sanción por fraude”. No se trata del único frente abierto que tiene FCC con el Ayuntamiento de Vitoria, ya que también se está a la espera de la resolución de la Cojua sobre el contrato de limpieza viaria y recogida de basuras en Gasteiz.

el conflicto

Condiciones. La contrata de FCC gestiona la explotación del vertedero de residuos sólidos de Gardelegi entre 2015 y 2021. El servicio tiene un coste de 84.042,29 euros mensuales que suman 1.008.507,48 euros al año.

La maquinaria. El compromiso de FCC era poner en servicio durante 2015 un buldozzer, una compactadora y retroexcavadora. El valor conjunto de todas ellas asciende a 521.262 euros.

LA FRASE

El edil de EH Bildu exige a FCC la “devolución de los 521.262 euros cobrados por la maquinaria, y los 62.000 euros de intereses”, así como “una auditoría y sanción por fraude a FCC”, concreta.