servicio de basuras en vitoria

Ayuntamiento de Vitoria y FCC pactaron renovar las máquinas de Gardelegi en 2018

Prusilla desmiente a EH Bildu y dice que no se puede hablar de "fraude"

El Ayuntamiento de Vitoria y la UTE que gestiona el vertedero municipal de Gardelegi acordaron retrasar la entrega de la nueva maquinaria para prestar el servicio hasta que la existente, "aún operativa", agotase su vida útil, en principio a lo largo de 2018.

Efe - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 15:16h.

Vitoria. El grupo municipal de EH Bildu en la capital alavesa ha denunciado hoy que FCC, empresa que junto con Yarritu gestiona el vertedero, no ha comprado tres máquinas para mejorar el trabajo en este basurero pese a que ha cobrado ya las cantidades estipuladas en el contrato.

El concejal de Medio Ambiente y Espacio Público, Iñaki Prusilla, ha negado que se esté produciendo una irregularidad en esta cuestión y ha presentado hoy un informe de los servicios técnicos municipales en el que se asegura que se acordó con la UTE que la maquinaria se incorporara a lo largo del próximo año, "con las adecuaciones necesarias a la actual coyuntura del vertedero".

En el informe se explica que desde que se aprobó el pliego de la adjudicación hasta la fecha "han cambiado mucho" las condiciones de Gardelegi, donde se ha construido un nuevo vaso de residuos, se ha clausurado otra dependencia y se ha cambiado la explotación de una tercera, por lo que "la maquinaria deberá ser la adecuada al momento actual".

Además se insiste en que la fecha de entrega de la maquinaria "no tiene ningún efecto económico sobre el contrato, ni bueno ni malo", y que la solución adoptada garantiza la sostenibilidad técnica del mismo, ya que agota la vida útil de la actual maquinaria y permitirá que la nueva esté más adaptada a las necesidades actuales del vertedero.

Por ello, el concejal ha concluido que no se puede hablar de fraude, algo que ocurriría si no se llegan a realizar las inversiones previstas durante la vigencia de la contrata, de seis años más dos prorrogables, cuando se está empezado el tercer ejercicio.

Además, el Ayuntamiento ha explicado que no ha abonado directamente la adquisición de la maquinaria, sino que la compra y su amortización se calcula para los seis años de contrato con el pago por parte del consistorio de un canon anual.