por un importe total de 521.262 euros.

EH Bildu denuncia que FCC no ha comprado 3 máquinas que ya ha pagado Vitoria

Debería haber comprado un buldócer, un nuevo compactador y una retroexcavadora

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Vitoria ha denunciado hoy que FCC, empresa que junto con Yarritu gestiona el vertedero de Gardelegi, no ha comprado tres máquinas para mejorar el trabajo en este basurero pese a que ha cobrado ya las cantidades estipuladas en el contrato.

Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 12:41h.

Vitoria. El concejal de la coalición Aitor Miguel ha recordado hoy que la UTE formada por FCC y Yarritu fue adjudicataria en 2015 del contrato de gestión de la explotación del vertedero de residuos sólidos urbanos de Vitoria por un periodo de seis años, prorrogables otros dos más. En virtud de este contrato, el Ayuntamiento paga más de un millón de euros anuales a las adjudicatarias que, según ha denunciado hoy EH Bildu, tenían la obligación de sustituir la maquinaria el primer año del contrato.

En concreto, la UTE debería haber comprado un buldócer, un nuevo compactador y una retroexcavadora, por un importe total de 521.262 euros.

Miguel afirma que en las facturas se puede comprobar que el Ayuntamiento ha pagado mes a mes íntegramente el contrato, por lo que "se ha pagado por un material inexistente que debería haber estado desde hace dos años trabajando en el vertedero".

"No solo no se han entregado las tres nuevas máquinas en el plazo acordado -subraya- sino que FCC ha repercutido en la factura al Ayuntamiento un interés del 6 por ciento".

Por ello, EH Bildu ha exigido a FCC la devolución del más de medio millón de euros cobrados por la maquinaria no entregada, así como los 62.000 euros que ha recibido en concepto de intereses. Miguel reclama además al alcalde, Gorka Urtaran, la imposición de la sanción correspondiente a la UTE "por fraude al Ayuntamiento".

EH Bildu ha exigido al gobierno de Urtaran la puesta en marcha de una auditoría a FCC para "sacar a la luz otros posibles fraudes como el denunciado", ya que sigue demostrando ser una "multinacional parásita que engorda sus beneficios a costa del dinero de los vitorianos". EFE