modelo territorial impulsada por el PSOE

El PP incide en que su apuesta “no es la recentralización”

Casado apela a un “leal” reparto competencial antes de arrancar mañana la comisión sobre modelo territorial gestada por el PSOE

Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h.

madrid-El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, descartó ayer que la apuesta de su partido en la Comisión sobre el modelo territorial impulsada por el PSOE en el Congreso pase por una “recentralización”, pero sí por que todas las comunidades cumplan con “lealtad” el reparto de competencias.

En una rueda de prensa en la sede del PP en Génova, Casado hizo hincapié en que el PP escuchará la propuesta del PSOE en esta comisión que se constituye oficialmente mañana. El PP está dispuesto a abordar una evaluación conjunta de la situación del modelo territorial y de sus posibles mejoras pero sin entrar, en principio, en una reforma agravada de la Constitución que requiera de la disolución de las Cortes y la convocatoria de referéndum. Porque, a su juicio, hay reformas que se pueden llevar a cabo “por muchas vías” sin necesidad de que sean agravadas, como un posible “desarrollo” del título VIII de la Constitución que desarrolla el modelo autonómico.

Aún así, Casado fue tajante en cuanto a la postura del PP sobre el modelo territorial: “nos gusta, ha sido de enorme éxito y nos ha dado los años de mayor prosperidad”. Incidió además en que a ese “proyecto de solidaridad” entre comunidades autónomas que “algunos” han puesto “en riesgo” también habría que añadir el de “lealtad” entre las regiones y el Estado y viceversa.

pocas perspectivasLa iniciativa socialiata nace accidentada y seriamente comprometida por el portazo de Podemos y los partidos independentistas, que se niegan a participar en esta Comisión sobre el modelo terrirorial por la aplicación del artículo 155 en Catalunya, lo que de entrada deja prácticamente fuera a media oposición. Además, Ciudadanos no acoge la iniciativa con ganas, lo que hace, de antemano, que se incremente la amenaza de que los trabajos acaben en un callejón sin salida por falta de consenso, cuando la vocación del PSOE es que se plasmen en una reforma de la Constitución. - Efe