EN LA audiencia de nafarroa

Llega al Palacio de Justicia la joven que denunció violación en sanfermines

El abogado de tres acusados de la supuesta violación grupal dice que la declaración de la chica es "muy importante"

La joven madrileña que denunció una violación grupal en los sanfermines de 2016 ha llegado alrededor de las 9:30 horas de hoy al Palacio de Justicia de Iruñea, donde esta mañana tiene que prestar declaración ante el tribunal que juzga el caso.

EFE - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 10:00h.

IRUÑEA. La defensa de la joven intentó que ésta pudiera testificar por videoconferencia, pero la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra rechazó la petición.

El tribunal sí que ha ordenado protección para ella, que ha llegado acompañada por policías y en ningún momento se verá con los cinco acusados ya que éstos permanecerán en otra dependencia mientras ella testifica.

Su declaración abrirá la segunda sesión de este juicio que está previsto que se prolongue hasta el próximo día 24 con más de medio centenar de declaraciones entre policías, peritos, testigos y procesados.

Ayer todos los miembros de "la manada", como se hacen llamar los imputados, se declararon "inocentes" de un delito continuado de agresión sexual y otro contra la intimidad, y cuatro de ellos también del delito de robo con intimidación, una "sustracción" referida al móvil de la chica que admitió uno de los acusados, un guardia civil.

El resto de la primera sesión estuvo dedicada a las cuestiones preliminares, sin que el tribunal aceptara ninguna de ellas.

Por tanto, los procesados declararán el día 22 y no hoy como pedía la fiscalía;y no se aceptarán archivos de sus móviles anteriores al 7 de julio, día de la presunta violación, como también pretendía el ministerio público para así incorporar el vídeo de otra agresión sexual en mayo de 2016 que se les imputa a los acusados en Córdoba.

Además acusación popular el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Iruñea pese al criterio en contra de una de las defensas que no considera legitimadas a ambos instituciones al no ser una caso de violencia de género.