abierto a aportaciones

Lakua ofrece negociar una ley de empleo público “de cero” que ataje la interinidad

ELA y LAB critican el borrador y dicen que abre la puerta a privatizaciones

A. Legasa - Viernes, 17 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h.

GASTEIZ- El Gobierno Vasco presentó ayer a los sindicatos una nueva “versión cero” de borrador de ley de empleo público tras no poder lograr un consenso sobre este asunto en la pasada legislatura. El viceconsejero de Función Pública, Andrés Zearreta, explicó que está abierto a cualquier aportación que puedan hacer tanto las centrales sindicales como cualquier institución o ciudadano a través de Irekia. El objetivo es “modernizar y adaptar la administración vasca” a las demandas de los ciudadanos y reducir los niveles de temporalidad e interinidad a través de OPE y de medidas que consoliden en su puesto a funcionarios sin plaza.

Zearreta se esforzó en remarcar que este nuevo intento de sacar la ley de empleo público adelante parte de cero, pero aun así el borrador recibió duras críticas por parte de los sindicatos, en especial ELA y LAB, que no observan cambios significativos en el texto, mientras que CCOO y UGT lanzaron un mensaje más conciliador.

El Ejecutivo vasco se ha lanzado a la aprobación de una nueva regulación para el empleo público al entender que es necesaria para adaptar la administración a los nuevos tiempos, ya que el marco actual fue aprobado hace más de 25 años. Ya en la pasada legislatura se lanzó una primera tentativa que se topó con un fuerte rechazo por parte de los sindicatos, que unido a las limitaciones fijadas en este terreno por el Estado acabó por dejar el borrador en stand by.

En esta ocasión se trata de una “versión cero” que según el viceconsejero está abierta a la aportación de sindicatos, agentes sociales, instituciones o ciudadanos. “Entre todos debemos trabajar para conseguir un nuevo marco jurídico que nos permita adaptarnos a la realidad actual”, pidió el viceconsejero, que reconoció que, sobre todo en la administración general de Lakua, los niveles de temporalidad son altos y deben ser atajados.

En ese sentido, una vía clave son las Ofertas Públicas de Empleo (OPE), que darán lugar al incremento de 13.500 puestos de trabajo en la administración vasca esta legislatura. Pero, además, Lakua plantea en el borrador fórmulas para consolidar en su puesto a los interinos y temporales que llevan años trabajando y que no tienen plaza fija, de forma que su experiencia y conocimientos puedan ser tenidos en cuenta en un examen, un asunto en el que hay que hilar fino desde el punto de vista legal.

críticas sindicalesELA y LAB mostraron tras la reunión su rechazo frontal al borrador al considerar que se “somete a la legislación española”, abre la puerta a las privatizaciones y la subcontratación y no resuelve la alta temporalidad.

UGT-Euskadi considera que mejora algunas cuestiones con respecto al texto presentado hace dos años, pero es “muy mejorable”, mientras que CCOO pidió “una negociación real” para poder llegar a acuerdos.