Sordo: “El problema de las pensiones es de voluntad política”

El sindicalista dice que se garantizarían las prestaciones si el Gobierno gastase en ellas el 15% del PIB en España

Sábado, 18 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h.

madrid- El secretario general de CCOO, Unai Sordo, afirmó ayer que el problema de las pensiones es “de voluntad política” y que las pensiones del futuro estarán garantizadas si el Gobierno está dispuesto a gastarse 15 de cada 100 euros que se producen en España.

“No hay ninguna maldición económica que diga que en 30 años el sistema no va a ser viable, es una cuestión de decisión política”, subrayó el representante sindical, tras recalcar que si no se modifica la reforma del sistema de pensiones que se realizó en 2013, va a haber “una caída de la pensión media en España”.

En esta línea, aseguró que la organización sindical va a trabajar para revertir la reforma y lo que ella conlleva, porque “es revertible”. “No hay que transmitir ningún mensaje fatalista que venga a decir que hay una especie de maldición bíblica que diga que la gente que tiene 40 años ahora no va a tener pensiones, porque esto no es verdad”, añadió.

Por ello, insistió en que hay que incrementar en 4 puntos del PIB el gasto que hace este país en pensiones, es decir, pasar del 11% al 15% en las próximas tres décadas. De hecho, cree que si se hace esto, el sistema será viable, de calidad y tendrá futuro. No obstante, aseguró que antes de ello “hay que tomar la decisión política de si se quiere hacer esto democráticamente o no”, y afirmó que a ello tiene que responder este Gobierno y los que vengan en las próximas tres décadas.

Según Unai Sordo, el sistema de pensiones depende del sistema de ingresos, de la estructura de ingresos del sistema, del empleo que se crea, de la calidad del empleo, de los salarios que se pagan y de las dotaciones desde los Presupuestos que se hacen a la caja de las pensiones.

Por otro lado, analizando la precarización laboral, Sordo, apuntó que reducir la contratación temporal en España requiere de una mayor actuación de la inspección de trabajo, de una mayor concreción de las causas para usar el contrato temporal y de buscar que el despido sea el último recurso en las empresas. - Europa Press