Ardoaraba seduce a los fieles de Baco

La feria de invierno Ardoaraba dejará más conocimiento de la cultura del vino, más ventas y también pernoctaciones, restauración y actividad en el comercio alavés que se beneficia del evento.

Un reportaje de Pablo José Pérez. Fotografía Josu Chavarri - Jueves, 7 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:12h.

El sonido del cristal de las copas brindando con los caldos alaveses volvió a marcar la jornada de inaugural de Ardoaraba, que de nuevo congrega en la capital alavesa a los devotos seguidores de Baco llegados de los más recónditos lugares. La gélida matinal con la que se despertó ayer Vitoria empezó a templarse a mediodía en la solemne inauguración y ritual corte de cintas en la carpa situada en la Plaza de la Provincia. Las autoridades asistentes y el público que se cobijó en el interior de la carpa para resguardarse del frío, se sorprendieron con las danzas que abrieron el evento. Un elemento tan tradicional como la cesta que recoge los racimos en la época de vendimia se añadió como una parte más del baile y la coreografía. Ese fue el momento más solemne de una primera jornada que dio paso después al habitual pulular de los gasteiztarras y visitantes por cualquiera de los tres templos erigidos en honor a Baco por las calles de la ciudad. El vicepresidente de Gasteiz On, Isaac Campos, cortó la cinta acompañado del diputado general de Álava Ramiro González, la concejala de desarrollo económico de Gasteiz Nerea Melgosa, la directora de turismo del Gobierno Vasco, Maider Etxebarria, y el presidente de las Juntas Generales de Álava Pedro Elosegi.

Envuelto en el habitual marco de tiempo desagradable, la duodécima edición de Ardoaraba espera nuevos récords de participantes en esta convocatoria que volverá a rendir homenaje, a través de su disfrute, a los vinos de Rioja Alavesa, el txakoli, la sidra, el cava y la gastronomía, tanto de Álava como de otras Denominaciones de Origen. Lo cierto, según cuenta Patricia García Sánchez, gerente de Gasteiz On, es que los resultados y el grado de satisfacción de quienes acuden a Vitoria es muy alto. Gracias a las más de 3.000 encuestas que se realizan durante los días que dura este evento ha quedado confirmado que durante el año pasado hubo alrededor de 97.000 visitas a Ardoaraba y que de las personas que acudieron entre un 15 y un 20 por ciento procedía de otros territorios principalmente de las otras provincias vascas, Navarra, La Rioja, Comunidad Valenciana, Castilla y León y un porcentaje significativo llegaron desde Francia. Gracias a esa diversidad de procedencias, un 55 por ciento de los visitantes pernoctaron en los hoteles de Vitoria, un 44 por ciento realizaron compras en la ciudad y la hostelería local se vio beneficiada con más clientes a pesar de las carpas que centralizaban el evento. Son cifras que demuestran el efecto de atracción que ejerce la ciudad y la celebración de esta feria, que nació en el año 2003, con la idea de dinamizar y promocionar el comercio en todos sus ámbitos y la propia ciudad de Vitoria. Las fechas de celebración se establecieron en el puente de diciembre con el objetivo de lograr que los vitorianos se quedaran en la ciudad con una feria que les atrajera y que además la convocatoria ‘enganchara’ a personas de otras tierras y vinieran a disfrutarlas. Fueron tiempos de intensa actividad con la Pasarela 32 de modas, o la feria de la Rebaja, el Outlet, actividades que movilizaron a negocios y a consumidores.

un paréntesisEn el año 2009 se cerró la primera etapa y los organizadores entraron en un proceso de reflexión y de prudencia. Fueron años marcados por la crisis, en los que se realizaron algunas actividades, aunque sin demasiado calado. Tres años después y a la vista de que el turismo y el negocio del vino remontaban, Gasteiz On respiró nuevo oxígeno y en al año 2013 vuelve Ardoaraba con fuerza y con el formato que ha mantenido hasta ahora, aunque en cada año se ha tratado de ir innovando en detalles, que no perdieran la esencia del objetivo pero que fueran actualizando y enriqueciendo las propuestas de estos días.

De esta manera, la edición 2017 volverá a contar con las carpas, ubicadas en las Plazas de la Provincia, Matxete y Fueros, que permanecen abiertas en horario de mañana y tarde (12:30 a 15:00 y 19:00 a 22:30), excepto hoy jueves, que abrirán solo por la tarde. A ellas se suman tres casetas informativas en San Francisco, Plaza de los Celedones de Oro y Bastiturri, y un espacio infantil en la Virgen Blanca con ludoteca, jumping y un tren. A todo esto se añade un espacio exclusivo para el Txoko gastronómico que, tras el éxito de los dos años anteriores, repite ubicación junto al frontón de la Plaza de los Fueros y refuerza su función didáctica de divulgación de productos vascos de calidad. Las mañanas están dedicadas al público infantil, con talleres para dar los primeros pasos en la cocina de una manera amena e interactiva, y por las tardes se podrá participar en catas maridadas con chefs de la ciudad, catas comparativas de productos, presentaciones de vinos, elaboración de pintxos o sesiones de showcooking.

De esta manera una representación importante de la enogastronomía del territorio se da cita en Vitoria. Más de medio centenar de productores de Rioja Alavesa, Txakoli de Álava y sidra de Álava, 3 Denominaciones de origen invitadas, 6 puestos de otros vinos y licores o 14 de productos autóctonos, entre otros. En las carpas, un total de 31 bodegas comparten espacio con 10 entidades de degustación y, por primera vez la Asociación de Sidreros de Alava trae zumo de manzana para los niños y aquellas personas que no consuman alcohol. Como novedad, cada carpa cuenta con información sobre las bodegas que hay en cada una de ellas, con los vinos, cosechas e información de interés sobre los caldos que pueden degustarse. Y para quienes se animen a realizar compras a bodegueros y productores, Gasteiz On ofrece un servicio gratuito de transporte a domicilio dentro de la ciudad. A esta oferta se suma una gigantesca Ruta de los bares con 82 establecimientos hosteleros participantes y 124 propuestas gastronómicas. A los ya habituales pintxos y menús especiales (a 19, 29 y 49 euros), se suman por primera vez las cazuelitas, que es la novedad de esta edición. Gracias a ellos, Ardoaraba 2017 alcanza las 238 propuestas gastronómicas entre las carpas y los bares.

Destino turístico Gazteiz On, que es la promotora de Ardoaraba, logra así unir a instituciones, entidades, locales de hostelería, comercios, etc. en torno a una iniciativa que no solo crea sinergias y se convierte en escaparate ideal para las bodegas sino que, durante cinco días, dinamiza la vida de la ciudad como pocas actividades, atrae turismo de calidad, refuerza a Gasteiz como capital de vino y sitúa a Álava como un atractivo destino enogastronómico. En esta línea, los días 6, 8 y 9 se han organizado autobuses para todas aquellas personas de Bilbao y Bizkaia que quieran acercarse a Ardoaraba de una manera cómoda y segura. Los clientes Kutxabank, entidad colaboradora, tiene prioridad en las reservas de plaza. A su llegada, se les ofrece la posibilidad de realizar una visita guiada por los principales puntos de interés de Gasteiz. Y quienes se animen a compartir su experiencia y sus fotos en las redes sociales con el hastag #momentosardoaraba entrarán el sorteo La bodega del año, un premio compuesto por dos botellas de vino de cada bodeguero participante en Ardoaraba. Además, completando los datos del cupón recortable que hay en el talonario, podrán ganar uno de los seis vales de visitas y catas a bodegas de la Ruta del Vino de Rioja Alavesa.

La feria es por tanto una apuesta segura y así lo confirma la gerente de Gasteiz On al comentar que de cada euro que destina la Administración para celebrar este evento “se generan ventas en la ciudad por valor de 10”. Y los bodegueros, que por sus instalaciones están en otras localidades, también se sienten satisfechos por los resultados. De hecho, muchos de ellos repiten presencia en cada edición. Según la encuesta que realizan cada año, en la de 2016, el 96 por ciento de los bodegueros asistentes consideraron que la feria había sido muy positiva y el 97 por ciento opinaban que había sido muy alta la promoción lograda de sus vinos. El 92 por ciento no dudaba que volvería al año siguiente y un 86 por ciento recomendaba a otras bodegas el acudir a Ardoaraba. En cuanto a la comercialización de sus vinos un 76 por ciento reconoció que había realizado ventas de lotes de vinos. Por su parte, en cuanto a la hostelería, el 61 por ciento reconoció que había tenido un aumento importante de clientela y el comercio también valoró un crecimiento de ventas importante a causa de los numerosos visitantes que llegaron a la ciudad.