El Real Madrid prolonga su dinámica ganadora

Los blancos encadenan la quinta victoria consecutiva ante un Maccabi que se vino abajo tras dominar con amplitud hasta el descanso

Sábado, 6 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:18h.

Real Madrid 93

Maccabi 81

REAL MADRID Campazzo (13), Causeur (7), Yusta (7), Thompkins (10) y Tavares (10) -quinteto titular-, Fernández (6), Doncic (11), Maciulis (8), Reyes (14), Taylor (3) y Carroll (4)

MACCABI Jackson (29), Roll (4), Bolden (3), Zoosman (9) y Parakhouski (16) -cinco inicial-, Kane (9), Tyus (9), Dibartolomeo (2) y Cohen (-)

Parciales 25-26;23-24;21-10;24-21.

Árbitros Belosevic, Pastusiak y Gkontas.

Pabellón WiZink Center.

madrid - El Real Madrid ratificó anoche el buen momento que atraviesa y logró encadenar su quinta victoria consecutiva en la Euroliga ante un rocoso Maccabi Fox Tel Aviv que luchó durante muchos minutos pero acabó cediendo ante el empuje y la férrea defensa del equipo español.

Los blancos, que encajaron 50 puntos en la primera mitad, fueron capaces de bajar a 29 la producción ofensiva de su rival en la segunda y no lograron encarrilar el triunfo hasta mediado el tercer cuarto, cuando la calidad de Facundo Campazzo y Felipe Reyes les permitió desarbolar a un rival al que ya aventajan en dos partidos y también superan en el basketaverage particular.

Los de Neven Spahija salieron lanzados a por el partido y un acierto fuera de lo común de sus hombres exteriores, que anotaron seis de los siete primeros triples que intentaron, desarboló durante muchos minutos a un Real Madrid tocado que intentó reaccionar con siete puntos seguidos de Santi Yusta. Los visitantes sumaban en cada ataque y, liderados por un letal Pierre Jackson, llegaron a ponerse once arriba a los ocho minutos de juego (15-26), lo que obligó a Pablo Laso a parar el partido.

Su tiempo muerto tuvo un efecto inmediato y un parcial de 10-0 puso las cosas en su sitio al final de un primer cuarto frenético que se llevó el Maccabi por un solo punto (25-26).

La progresión blanca continuó en la reanudación, ya con Luka Doncic en pista, y su defensa nada tenía que ver con la exhibida al inicio del choque, lo que le dio el dominio en el marcador.

La gran defensa de los jugadores de Pablo Laso en esa fase del partido logró cegar las acometidas macabeas durante unos minutos, lo que obligó a Spahija a pedir dos tiempos muertos para frenar la sangría antes de que fuese demasiado tarde (67-54, min 27).

A los diez minutos decisivos se llegó con el Real Madrid nueve arriba y, cuando parecía que aún le quedaba mucho por sufrir para encadenar su quinto triunfo consecutivo, un triple de Campazzo y otros dos de Rudy Fernández dejaron resuelto el duelo a poco más de seis minutos para el final (82-62).

Los 29 puntos de un magistral Jackson no bastaron para hacer peligrar una nueva victoria de los de Pablo Laso, que acabaron venciendo por 93-81. - Efe