pertenecientes a Fagor CNA Group

Los trabajadores de Edesa piden a Mondragón que ceda la marca Fagor

Consideran que es básico para poder articular un proyecto industrial “serio y sólido” que permita continuar

Maialen Mariscal - Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:19h.

DONOSTIA - Los trabajadores de Edesa Industrial y Geyser Gastech, pertenecientes a Fagor CNA Group, se dirigieron ayer expresamente a Fagor Sociedad Cooperativa y a las instituciones públicas para pedirles que, en colaboración, se elabore un nuevo proyecto industrial que dé continuidad a la actividad industrial en las plantas del grupo, ubicadas en Arrasate, Eskoriatza y Basauri. Para ello precisan la cesión de la marca en caso de un “proyecto serio y sólido”.

Los comités de empresa de ambas firmas celebraron ayer una asamblea en la emblemática fábrica de Fagor CNA en Arrasate, ya clausurada, para confirmar a los trabajadores la intención de la dirección de iniciar un expediente de extinción de contratos para la mayor parte de la plantilla, centrado en el segmento productivo, del que solo se salvarían los puestos de trabajo relacionados con las áreas de logística, comercial y administración.

Posteriormente desarrollaron una concentración de protesta por esta medida para, en unas declaraciones posteriores, anunciar que contactarán con Fagor Sociedad Cooperativa, propietaria de la marca Fagor que ha decidido no seguir cediéndola a CNA Group y al inversor polaco Amica. Su objetivo es solicitarle que esta marca “esté disponible para proyectos serios y sólidos” que los representantes sindicales se comprometieron a buscar.

También apelaron a las instituciones públicas, sin concretar cuáles, a que “medien para lograr alternativas a este propietario”, en referencia a CNA Group, que en julio de 2014 adquirió la cooperativa quebrada Fagor Electrodomésticos para reflotar su actividad, en un intento que se ha demostrado frustrado. Su último movimiento ha sido anunciar la liquidación de la actividad industrial en todas las plantas para transformarlas en comercializadoras de productos, lo que significa prescindir de alrededor de 160 trabajadores y mantener a tan solo una docena.

“mazazo” en Basauri Mientras los trabajadores guipuzcoanos celebraban un acto de protesta en Arrasate, algunos empleados de la fábrica vizcaína de Basauri también declararon a Efe que la decisión de CNA Group era “esperada”, aunque no por ello ha dejado de ser “un mazazo”.

Según explicaron, la plantilla conformada por una treintena de personas acudía diariamente a la factoría a pesar de que la producción se mantenía paralizada desde el pasado mes de septiembre, al objeto de realizar labores de conservación de la maquinaria.

Esta situación permaneció invariable hasta que el pasado 21 de diciembre, y un día antes de las vacaciones de Navidad, la dirección del grupo les envió a casa con un permiso retribuido. “Sobre todo en el último año hemos vivido una montaña rusa de inestabilidad, al ver que echaban a unos, y luego a otros. Ha sido un sinvivir” relató a la agencia de noticias uno de los trabajadores de la planta de Basauri. Al igual que sus compañeros guipuzcoanos, los vizcaínos mostraron su disposición a trabajar para, en colaboración con las instituciones, encontrar un proyecto que sea viable y que garantice el carácter industrial, no solo comercializadora.

La plantilla de Basauri se concentrará hoy a las 6 de la tarde en la plaza de Venta de la localidad, mientras que en Gipuzkoa la protesta será mañana a las 5,30 de la tarde en el Ayuntamiento de Arrasate.