“Las empresas no tienen muy claro a qué se enfrentan”

El director del Centro vasco de Ciberseguridad alerta de que todas, sin importar su tamaño, pueden ser atacadas

Jueves, 11 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:18h.

Vitoria - El Centro vasco de Ciberseguridad inaugurará oficialmente sus oficinas en el Parque Tecnológico de Álava el próximo mes de marzo con el objetivo de dar respuesta a las amenazas en este ámbito que afectan a las empresas de Euskadi, proteger los derechos de la ciudadanos que utilizan la Red e impulsar “la cultura de la ciberseguridad” en los ámbitos público y privado del País Vasco.

El director del BCSC, por sus siglas en inglés, Javier Diéguez cifró ayer en “entre un seis y un siete, sobre diez” el riesgo que actualmente tienen las empresas de Euskadi de recibir un ataque a su Red, algo de lo que no están libres ni las empresas grandes ni las pequeñas.

“Las empresas no tienen todavía muy claro a qué se enfrentan en este ámbito”, subrayó Diéguez, que recordó cómo los principales ataques que se producen hoy en día a las firmas tienen que ver con el phishing -la suplantación de la identidad online de una empresa- o acciones globales con las que se intenta llegar al mayor número de empresas posibles, como ocurrió en mayo con el virus WannaCry, que afectó a gigantes como Telefónica o Iberdrola infectando archivos exigiendo a cambio un rescate en forma de bitcoins.

Acompañado de la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, y la responsable de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, Diéguez avanzó que su equipo de trabajo está compuesto actualmente por tres ingenieros en operaciones de seguridad pero que con el tiempo llegarán a ser cerca de diecisiete los empleados con los que contará el centro, entre ellos ocho investigadores, gracias a un presupuesto anual de 1,5 millones de euros.

El centro, que en unos días lucirá ya su imagen propia en la fachada del edificio del parque de Miñano donde está ubicada, operará exclusivamente en Euskadi y ofrecerá, entre otros, servicios de alertas y advertencias, análisis y coordinación de la respuesta ante incidentes de ciberseguridad.

En este sentido, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras incidió en que el centro no sustituirá la labor de las empresas privadas dedicadas a proteger a las empresas vascas. “No haremos competencia desleal. Queremos ser referencia internacional impulsando un ecosistema en el que se trabaje conjuntamente”, resaltó Tapia sobre un centro que también tendrá entre sus servicios apoyar la formación de profesores de FP en ciberseguridad.

Sobre la existencia en Euskadi de dos centros públicos de estas características, al coexistir éste con el que existe en Gipuzkoa gestionado por la Diputación guipuzcoana y el Consistorio donostiarra, Arantxa Tapia apuntó que están avanzando en “consensuar los modelos de colaboración” entre los dos centros. - D. Ortega