dominadores en el interior

Nueva versión de las torres gemelas

Poirier y Voigtmann firman por fin un gran partido a la vez y son los más valorados

Txema Sierra - Sábado, 13 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:13h.

vitoria - En la ya lejana década de los ochenta, la NBA acuñó un nuevo concepto baloncestístico gracias a la pareja que formaban Hakeen Olajuwon y Ralph Sampson en los Houston Rockets. Eran las Torres gemelas y causaban estragas en las zonas rivales. Con el paso de los años se han producido diferentes reediciones de esta apuesta por el juego interior y bien puede decirse que el Baskonia protagonizó ayer su particular versión. Es verdad que con una variante destacada ya que en este caso los gigantes azulgranas no compartieron minutos sobre el parqué pero, por primera vez desde que arrancó la temporada, los cincos de Pedro Martínez rayaron conjuntamente a un nivel excelente.

Hasta la fecha, ambos habían tenido actuaciones destacadas pero se habían alternado a la hora de brillar y no habían sido capaces de coincidir en una noche redonda para que el conjunto del Buesa pudiese dominar el juego interior durante los cuarenta minutos como hizo ayer ante el Olympiacos. Porque lo cierto es que tanto Poirier como Voigtmann fueron los dueños absolutos de ambas zonas. Para que la fiesta fuese completa, incluso Ilimane Diop mantuvo el tono cuando saltó a la pista en los últimos minutos del duelo -ya con todo decidido- para dar descanso a sus compañeros.

Como viene sucediendo en las últimas semanas, el francés fue el escogido para integrar el quinteto titular y de sus manos salieron la mayoría de los puntos alaveses en el primer cuarto, siendo prácticamente siempre la primera referencia ofensiva del equipo. Además, aportó un buen trabajo en el rebote y su habitual intensidad defensiva.

Cuando tomó el camino del banquillo, más de uno se temió que el relevo no estuviese a la altura pero nada más lejos de la realidad. Voigtmann no solo no bajó el nivel sino que apretó todavía más si cabe el acelerador. El Buesa disfrutó así de esta nueva versión de las Torres gemelas, una dupla que puede dar muchas alegrías.

36 puntos anotados

los datos

Poirier. El francés empezó el encuentro en el quinteto titular y en los veinte minutos que estuvo en pista anotó trece puntos (fue la principal referencia del equipo en los minutos iniciales) y capturó nueve rebotes para acabar con 18 de valoración.

Voigtmann. En apenas 14 minutos en pista anotó 19 puntos (con unos excelentes porcentajes) y cogió 5 rebotes para ser el más valorado del partido (23).