160 metros se trasladará el nuevo cruce

Comienza la mejora del acceso al polígono industrial de Lacorzanilla

La obra forma parte del desdoblamiento que se realiza en la carretera N-124

Pablo José Pérez Josu Chavarri - Martes, 13 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Vitoria - El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad de la Diputación Foral de Álava y la Unión Temporal de Empresas (UTE) Balgorza y Nuño y Pescador han formalizado el contrato de obra para la mejora de la intersección y vial de acceso al polígono industrial de Lacorzanilla desde la carretera A-2120 por un importe de 1.255.528,52 euros. El proyecto consiste en crear un nuevo cruce entre la A-2120 y el acceso al citado polígono y su importancia radica en que esa carretera tiene un tráfico medio diario de más de 5.000 vehículos.

El nuevo cruce se trasladará cerca de 160 metros de su ubicación actual para mejorar la visibilidad y ensanchar la plataforma para incluir carriles específicos para que los vehículos que accedan o salgan del polígono industrial realicen los giros con seguridad. La intervención en la A-2120 afectará a algo más de 600 metros de esta carretera y dará lugar en dicho tramo a una calzada de siete metros de anchura (dos carriles x 3,5 metros) y sendos arcenes de 1,5 metros.

Por su parte, el acceso al polígono industrial de Lacorzanilla tendrá lugar mediante un ensanchamiento de la calzada y la creación de arcenes ahora inexistentes. La intervención, que afectará a casi un kilómetro, dará lugar a una calzada de entre seis y siete metros y arcenes de un metro. Se ampliará el radio de giro de algunas curvas para facilitar el paso de vehículos pesados.

En paralelo con este trabajo se reordenarán los caminos de acceso a las parcelas afectadas que actualmente acceden directamente desde la carretera A-2120. Se trata de caminos pavimentados que conducen a fincas de cultivo o forman parte de antiguos senderos peatonales. Asimismo, se mejorará el drenaje y la prevención de inundaciones en el paso bajo el puente de la autopista AP-68 a través de dos intervenciones: incrementar el radio de giro para el paso del puente y recogida de las aguas para su encauzamiento al río.

restauración ambiental Finalmente se procederá a la restauración ambiental de la nueva variante mediante la hidrosiembra de los taludes de desmonte y siembra de las zonas afectadas por movimientos de tierra y se retirarán los restos de los tramos abandonados del actual acceso a Lacorzanilla. Según destaca el diputado foral de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Josu López Ubierna, “esta intervención completa el proyecto de acondicionamiento y mejora de la N-124 y de la construcción de la nueva variante de Berantevilla y permite dar una solución integral a esta zona. Las obras comenzarán de inmediato para que su ejecución se coordine con las obras, ya en marcha, en la carretera N-124”.